by

Convergente y divergente

Los dos son necesarios. Es abrir y cerrar. Explorar y explotar. Reproducir y seleccionar. Crecer y achicar. Crear y matar.

Tanto la vida como el proceso creativo iteran entre fases divergentes y convergentes. Se complementan.

Tener ambas fases jugando juntas hace que el sistema no vaya hacia los extremos. En un lado hay un infinito sin nada concreto y en el otro un uno, aburrido. Converger y divergir hace que el sistema se mueva, cambie su estado y eso es vida. Da color y diversidad. Idea nuevas soluciones y las ejecuta. También problemas, una nueva oportunidad para crear.

Que no se olvide ninguno de los dos. Hay que darles su tiempo y su espacio. Y una vez acaba uno, empezar el otro.

En la divergencia todo vale, se quiere locura, no hay reglas.
En la convergencia, sensatez, hay que ser selectivo. Tener un criterio. Hay que matar.

Si las combino, creo. Si no, me estanco.