by

Descentralizando

Hace unos años soñábamos con computación en paralelo. Con tener muchos procesadores haciendo computación de manera descentralizada. Un humano con muchas máquinas computando para él. Esto nos da redundancia, y nos da resilencia.

Hoy nos sale el tiro por la culata. Tenemos un montón de personas trabajando para una máquina, para un software. Los que estamos computando de manera descentralizada somos los humanos. Redundante y resilente.