by

Desconcentrado

No sé si es la hora. No sé si es culpa de Elizabeth Gilbert*. Puede ser algo que comí. Una chica que vi por ahí. O que no medito hace rato.

Cuando no fluye, no fluye. No tiene sentido forzarlo.

*Elizabeth me ha dado un par de lecciones muy poderosas en las últimas semanas. Cada lección me cambia la forma de pensar. Hoy me tiene pensativo y en un estado raro. Este curso vale la pena.