by

Escriba borracho y edite enguayabado

No acostumbro escribir borracho. Lo he hecho.
Pero si uso el método Hemingway para escribir.

Hemingway decía

escriba borracho, edite enguayabado

El método Hemingway es que no se puede borrar. Te bloquea la tecla “backspace” y el cursor siempre estará al final incluso si tratas de ponerlo en otro lado.
Hace que siempre vayas para adelante, nunca para atrás. Te hace pensar en lo que viene y no en lo que pasó.
¿Hacia donde vas? no ¿de dónde vienes?
Es conveniente.

El momento de editar es un poco como estar enguayabado. Es pensar en qué fue lo que hice. Es revisar mis pasos y ponerlos bonitos. Es recoger ese pasado y volverlo a contar bien.

Son dos ejercicios muy diferentes. Escribir es andar. Editar es reflexionar sobre lo que hice para contar bien mis aventuras.

*draft es la herramienta en la que escribo y tiene un modo Hemingway.