by

Felíz día de la felicidad

Felicidad es una actitud. Es la forma de llegar a las metas que me pongo, más no la meta en sí. Tiene que ver con cómo me acerco a la vida. En ese sentido es una forma de vida. No es llegar a un nirvana, ni iluminarnos. Es estar tranquilos en cualquier camino que tomemos.

No existe una única receta para la felicidad. Cada uno debe encontrar su propia receta.

Mario AKA “El Cuy” o “Batman” Chamorro tiene una receta sencilla que me gusta: DOSE es una dosis de felicidad. Trabaja activando 4 moléculas en nuestro cerebro que nos hacen feliz.

Dopamina: Se activa cuando completas un logro como subir una montaña, o entregar una tesis. También cuando recibes una recompensa-como un like. Puede activarse a través de drogas como el chocolate. Ponerte pequeñas metas y cumplirlas activarán tu dopamina.

Oxitocina: Se activa con la generosidad y el contacto físico. Tiene que ver con el sentido de comunidad. Dar un abrazo activa tu oxitocina.

Serotonina: Se activa cuando vemos que alguien tiene un logro. Esto le pasa a las mamás el día del grado de sus hijos. Puedes activarla estando rodeada de personas, apreciando y celebrando lo que hacen.

Endorfina: Se activa con el movimiento. Para activarla haz algo de deporte, o simplemente camina a casa.

Hay un componente fisiológico que tiene que ver con estas y otras moléculas. Pero también hay algo más allá.

Hoy 20 de marzo, día de la felicidad les pongo unas tareas para que cada uno empiece a escribir su receta para ser feliz:

  • Dar y recibir son actos equivalentes. Cuando recibo estoy dando, y cuando estoy dando estoy recibiendo. Toma tus interacciones como si fueran regalos. Regala algo hoy.
  • Aprender y enseñar también son actos equivalentes. Mantener la cabeza activa recibiendo información, nos abre el panorama de oportunidades. Quita la monotonía. Hace el mundo más interesante. Aprende algo hoy. Inscríbete a algún curso. Enseña algo a alguien.
  • Ayudar es compartir. Es crear lazos que fortalecen el sentido de comunidad. No sentirse solo, caminar acompañado, hace que estemos más seguros y el camino más agradable. Es muy fácil ayudar a alguien. Hazlo.
  • Propósito-según Stafford Beer-es lo que el sistema hace. Está escrita en tiempo presente, porque no tiene sentido ponernos metas utópicas que no vamos a hacer cumplir. El propósito es ya. Pregúntate ¿Qué estoy haciendo? ¿Por qué hago lo que hago? ¿Qué voy a hacer hoy? y hazlo. Escribe tu propósito del día.
  • Pertenecer es importante. Sentirse parte de algo. Todos tenemos comunidades y organizaciones a las que pertenecemos. Haz una lista de estas, y para cada una pregúntate ¿cuál es mi responsabilidad? ¿qué puedo hacer hoy?. Conéctate.
  • Contempla y agradece. Piensa en todo lo que tienes, y en todo lo que eres. Y olvida lo que quisieras ser, o tener. Estar en el ahora contemplando, pensando en abundancia y no en escasez, quita ese sentimiento de deseo, de tener que satisfacer algo. Agradecer puede hacerse privada y públicamente. Haz una lista de todo por lo que agradeces el día de hoy. Y dale las gracias a alguien por algo, hoy.
  • Desapego es soltar un poco de ego. Liberar peso es ser más ágil, es moverse más fácil. Cargamos demasiadas cosas. Soltar algo te va a ayudar a estar más tranquilo porque dependes de menos cosas. Deshazte de algo hoy.

Si quieres ser feliz es ya, mañana no sirve. Arranca con alguna de estas tareas. Escribe tu receta para ser feliz. Mi recomendación es tener una lista de chequeo para tu felicidad.