by

Inventar nuevos crímenes

Los gobiernos tienen el propósito de controlar, mantener un equilibrio, y garantizar la seguridad. El sistema legal tiene el propósito de decir que está bien y que está mal. Y esto no es necesariamente lo que quiere un individuo.

Es un problema similar al de la educación, nos tratan como si todos fuéramos iguales, avanzáramos a la misma velocidad y tuviéramos las mismas capacidades y gustos.

Salirse de la norma es ser ilegal. En otro contexto es ser disruptivo, ser innovador.

Es un juego donde hay unas reglas que definen cómo nos comportamos, qué podemos hacer, cómo se puede hacer. Las reglas cambian según las necesidades. Lamentablemente son reactivas y no pro-activas. Y son cambios muy lentos. Disruptores forzan a que estas reglas cambien.

Hay casos en que se sale tanto de la zona de confort que forza a un gobierno a inventar un nuevo crimen. Cuando esto pasa, quiere decir que ese disruptor va por buen camino. Esta haciendo las cosas diferente y está amenazando el equilibrio del sistema. Estas cambiando las reglas.

Un gran disruptor inventa un nuevo crimen.