by

La lista negra

Xenia tenía (o tiene) una lista negra de doctores. Cada vez que encontraba un mal doctor lo añadía a la lista. Muchas personas se beneficiaban de la lista. Que alguien no esté en la lista quiere decir que es de fiar. Si está en la lista se le puede arruinar la vida.

Tengo un par de personas para añadir a la lista, pero hay dos cosas que me detienen.

  1. Uno de los 4 acuerdos dice que debemos cuidar la palabra. Cualquier cosa que yo haga o diga va a tener un efecto. No quiero asumir esa responsabilidad. Es un tema de ética. Yo no soy un vigilante. Mi propósito no es limpiar el mundo. Mi propósito es cambiarlo a través de la tecnología y la educación. No creo en la ley, y abrazo la vida y la diversidad, incluso si para algunos son personas malas.
  2. Son personas que piensan diferente, que tienen principios diferentes y quien soy yo para juzgar. Tampoco creo en que hay una autoridad capaz de esto. Entonces dejo pasar y observo mis sensaciones.

Aprendí, aprendimos y dejamos pasar.