by

La productividad es un tema de actitud

La pregunta correcta para ser productivo o creativo no es ¿cómo hago mi trabajo?, es ¿cómo me aproximo a mi trabajo? o ¿cómo afronto mi trabajo?

No es tampoco una cuestión de ¿cuáles son las herramientas apropiadas? sino de actitud. Las herramientas cambian todo el tiempo, cada día hay una nueva. Y yo puedo estar explorándolas o puedo estar usando las que ya conozco para hacer lo que hago.

Buena actitud hacia el trabajo es tener claro el propósito, y hacerlo. Si yo sé qué es lo que hago, lo hago más fácil, más rápido y mejor. Para esto debo hacer la distinción entre planear y hacer. Destinar tiempo para planear mi día, mi semana, o mi proyecto me ayuda a que el hacer sea más fácil.

Actitud también implica generar confianza, confianza en los resultados que alcanzo, en que lo que hago lo hago lo mejor que pueda. No puedo hacer todo, ni puedo hacer todo perfecto. Simplemente lo hago bien. Confianza en que lo puedo hacer con lo que tengo. Confianza para pasar de hacer lo urgente y hacer lo importante. Confianza suficiente para poder romper reglas e irrespetar a la burocracia.

Actitud es no tomar tan seriamente el trabajo, es disfrutarlo y tener calma. Acercarse a mi propósito de buena manera, no cómo si el mundo se fuera a acabar, sino con la mentalidad de que estoy haciendo un mundo mejor.