by

Llegar a la cima

Hay muchas formas de llegar a la cima, y hay muchas cimas.

Las cimas no están siempre en el mismo lugar, son dinámicas. Además se mueven según lo que yo haga. Con cada paso que doy cambio su definición. Si me quedo quieto, los otros seres también cambian su definición. Es como una carrera de brazos. Es el efecto de la reina roja.

Lo único que podemos hacer es seguir subiendo en busca de cimas. Acá se puede ver mejor el horizonte. Si por alguna razón llego a una cima, hay que bajar y buscar una cima más alta o más chevere.