by

Memoria fotográfica

Almacenar una imagen de mi vida cada 30 segundos me hace pensar donde quiero estar.
¿Con quién quiero estar?
Me hace pensar a donde quiero mirar.
Me hace demorarme más en momentos que quiero recordar, y pasar rápido por momentos menos interesantes.
Es un reloj, es un metrónomo, es un conscientizador.

Almacenando el pasado, soy más consciente del presente.
Porque la memoria existe en el presente. Y revivir memorias me hace repasar lo que pasó, para aprovechar más lo que está pasando.

pd. Tengo un Narrative Clip, un gran juguete que me ayuda a ser mejor persona. Toma una foto cada 30 segundos. Acá les comparto un artículo que escribí hace 2 años. Tengo que actualizarlo.