by

No alimentes los problemas

Los problemas tienen un tiempo de vida. Ningún problema-y nada es infinito (a excepción tal vez de Ray Kurzweil). Todo es impermanente. Anicha.

Los problemas van a perder fuerza en el tiempo si no les pongo atención. Si los alimento toman fuerza. Si no, pierden fuerza. No hay que alimentarlos.

Los problemas se alimentan de atención. Y yo me alimento de muchas cosas. Si lo deseo, me alimento de problemas, y mi vida se llena de problemas.

No alimentes los problemas.
No te alimentes de problemas.