by

No hablar

¿Hablo cuando digo, o hablo cuando me escuchan?
Es una pregunta filosófica interesante.
¿Es cuando escribo la carta o cuando la leen que estoy en el acto de comunicarme?
¿O será que en ambos momentos?
¿O será que el proceso de comunicación arranca cuando tengo la intención y termina cuando el mensaje llegó a su destino? Esto crearía procesos de comunicación infinitos.

Podemos entenderlo como que existen 2 realidades, la mía que escribe un mensaje y sabe que hoy lo estás leyendo, siendo que esto se escribió hace unos días, meses, o años.

Hoy-17 de septiembre-no me puedo comunicar, pero el día en que escribí esto sí. Y es por eso que me hago (o hice) esta pregunta.

El día en que este post se publica estoy en vipassana. Una experiencia que no me permite hablar ni comunicarme con nadie ni nada.

Una parte de mí dice que no debo publicar durante el tiempo que dure la experiencia. El blog es parte de mí.

Otra parte de mí dice que no importa, mientras no este pendiente de cuantas visitas, likes, retweets, comentarios, etc, pasen este día.

No comunicar y no consumir ningún tipo de información es de las formas de descanso más poderosas que he experimentado.

Si no haz hecho vipassana, lo recomiendo. Es duro, y te cambia. Sales mejor persona.