by

Ocupados

Últimamente todos estamos ocupados. Cuando le preguntas a alguien ¿en qué anda? o ¿cómo ha estado? lo más probable es, que ocupado.

Respondemos “ocupado” en tono de queja.
Tal vez porque queremos sentirnos importantes, o porque es una buena excusa para evadir compromisos.

Tal vez estamos es cansados. Y esto es por ambición, por ansiedad, porque lo escogemos. Somos nosotros los que nos lo imponemos. Tratamos de llenar nuestro calendario de actividades, cursos, compromisos y trabajos voluntarios.

Mucho de lo que hacemos no importa. Estamos apagando incendios y esperando un email, estímulo o instrucción para reaccionar.

Nadie quiere estar ocupado, de la misma manera que nadie quiere ser parte del trancón.

Estar ocupado es una nueva adicción.
Hasta el punto que nos sentimos culpables si no estamos trabajando o promoviendo nuestro trabajo.

Escoge tiempo sobre dinero, ya que siempre podrás hacer más dinero.
La vida es muy corta para estar ocupado.

¡Sal afuera y juega!

pd. Inspirado y medio fusilado del lazy manifesto. ¡Lo recomiendo mucho!