by

Pellízcate

No te pellizques para saber si estas despierto. Pellízcate para saber si estas soñando.

Cuando me pellizco y me doy cuenta que es un sueño, me da alegría. Puedo volar, tele-transportarme y hacer lo que quiera con quien quiera.

Despierto me limito.

Hacer ese chequeo de la realidad es bueno. No porque el estado en que quiero estar sea el despierto, sino el soñando. Nos recuerda que debemos soñar, que debemos ir más allá, que podemos hacer lo que queramos.

*Un sueño lúcido es aquel que yo puedo controlar, en el que soy consciente y puedo tomar decisiones. La forma-que a mi me funciona-para llegar al estado lúcido dentro de un sueño es a lo largo del día,  cada vez que me acuerdo, darme un pellizco. Debe volverse un acto automático y recurrente. En el momento en que ese pellizco no duele ¡eureka! puedes volar.