by

Tiempo

Mi tiempo no es tu tiempo
Yo lo experimento y tú lo experimentas.
Es una experiencia subjetiva

Inventamos el tiempo para sincronizarnos,
Y siempre nos vamos a estar desincronizando. Porque nos movemos. Nos movemos unos respecto a otros. Nos movemos diferente.

Tiempo es lo que un reloj mide.
Y mide según la velocidad en que se mueve ese reloj, no las manecillas, sino el brazo que lo carga o la pared donde está empotrado. Es relativo.

Mide lo que se demora un planeta en dar la vuelta.
Pero esto depende desde dónde estés parado, desde dónde tú lo mires. Si estoy afuera o estoy adentro, de pronto orbitando, el tiempo cambia.

Queremos coordinar.
Queremos estandarizar.
Queremos un tiempo Universal.
Y solo podemos tener algo local.

En general cada día vamos más rápido, y nos desplazamos distancias mayores. Y cada día hay mayores diferencias entre los que van despacio y los que van rápido, los que van corto y los que van largo.

Entre mayor sea nuestra diferencia más difícil es coordinar y sincronizar. Nuestro estándar se nos mueve. Para algunos anda a una velocidad y para otros a otra.

No demos por hecho que hay algo universal.
No demos por hecho que todos andamos a la misma velocidad.
En caso de duda, ¡sincronicemos relojes!