Encontrar el juego

Todo puede ser divertido si encuentras el juego correcto.
Todo puede ser interesante si encuentras el juego correcto.

Hay ocasiones en que nos frustramos, nos deprimimos, nos aburrimos,
Y es en estos momentos en que es bueno acordarnos que la vida es un juego.
Somos nosotros los que ponemos las reglas, y somos los que jugamos.

Podemos transformar cualquier juego.

Somos nosotros los responsables de que nuestros juegos sean interesantes. Somos responsables de divertirnos.

Escuchar

Lo interesante es lo que no está escrito,
es lo que no está en las instrucciones,
lo que no está en el instrumento.

Experimentamos con cuerpo y mente.
Y cada uno interpreta según su estado y su disposición. Para todos no es igual. Creamos la realidad con nuestras observaciones, y nuestras interpretaciones.

Hay que dar tiempo para  escuchar, y dar tiempo para interpretar, procesar y entender.

Solo si nos abrimos y dejamos que nuestro cuerpo resuene, que la experiencia entre por todos los sentidos y que se procese vamos a ver más allá.

Silencio

silencio es oír más cosas
es ampliar los sentidos
es estar con uno mismo
más sensible
más conectado.

No hablar

¿Hablo cuando digo, o hablo cuando me escuchan?
Es una pregunta filosófica interesante.
¿Es cuando escribo la carta o cuando la leen que estoy en el acto de comunicarme?
¿O será que en ambos momentos?
¿O será que el proceso de comunicación arranca cuando tengo la intención y termina cuando el mensaje llegó a su destino? Esto crearía procesos de comunicación infinitos.

Podemos entenderlo como que existen 2 realidades, la mía que escribe un mensaje y sabe que hoy lo estás leyendo, siendo que esto se escribió hace unos días, meses, o años.

Hoy-17 de septiembre-no me puedo comunicar, pero el día en que escribí esto sí. Y es por eso que me hago (o hice) esta pregunta.

El día en que este post se publica estoy en vipassana. Una experiencia que no me permite hablar ni comunicarme con nadie ni nada.

Una parte de mí dice que no debo publicar durante el tiempo que dure la experiencia. El blog es parte de mí.

Otra parte de mí dice que no importa, mientras no este pendiente de cuantas visitas, likes, retweets, comentarios, etc, pasen este día.

No comunicar y no consumir ningún tipo de información es de las formas de descanso más poderosas que he experimentado.

Si no haz hecho vipassana, lo recomiendo. Es duro, y te cambia. Sales mejor persona.

Vipassana

Pasamos mucho tiempo mirando hacia afuera.
Y tal vez lo que buscamos no está afuera.
Adentro es infinito.
Adentro es fractal.
Adentro se manifiesta todo lo de afuera
y afuera lo de adentro.

Es bonito mirar adentro porque cambio la perspectiva.
Porque mi mundo crece.
Se amplifica.
Entiendo que hay más mundos y que los controlo.
Que yo soy todo.
Que todo es uno.

Ser un tornillo

Uber ya está probando carros sin conductor en la ciudad de Pittsburg.

No demoran en reemplazar a los conductores por inteligencias artificiales. Es lo obvio. Quitamos intermediarios. Reducimos el número de tornillos.

Hoy protestan los taxistas porque la tecnología está amenazando su seguridad, su estabilidad, su tranquilidad, su conformismo. Protestan porque se ven obligados a moverse, a re-inventarse, a pensar.

Mañana protestarán los conductores de Uber.

Seth Godin-en un poderoso curso-habla de los niveles de control para un freelancer. Ser conductor de Uber está en el primer nivel. El nivel “Mechanical Turk” donde trabajamos por un click. Un nivel donde tengo un buen trabajo “asegurado”-por lo menos por un tiempo-, donde soy genérico, y el trabajo llega. Todos los conductores de Uber son iguales. Es un nivel conveniente, aunque es una espiral descendiente.

Si voy a ser genérico me van a remplazar, me vuelvo un tornillo de la máquina. Debo buscar ser único, diferenciarme.

Segregar

Interactuamos con lo que tenemos a nuestro alcance. Si a nuestro alrededor solo tenemos cosas que nos perjudican, vamos a conectar con eso, interactuar con eso, y por lo tanto ser eso.

Si por el contrario podemos conectar con oportunidades, propósitos, amor, abundancia, vamos a ser todo eso.

Esto nos puede llevar a la trampa de la segregación. No se trata de rechazar lo que no nos gusta. O de no interactuar con quienes no piensan tan bonito. Eso solo desconecta.

Debemos propagar buenos pensamientos. Sobretodo a quien más lo necesita. Deseemos amor. Irradiemos felicidad. Pensemos bonito.

Abrir camino

Abrir camino es difícil, exige trabajo.
Implica que vamos aprendiendo, enfrentando obstáculos. Es un proceso que consume energía.

Una vez ya abrimos camino, recorrerlo es más fácil. Ya sabemos hacerlo.

En el camino hacia ser buenos; una vez lo somos, es más fácil quedarse ahí, que dejar de serlo.

Abrir caminos vale la pena.

Comprar tecnología

Cada vez es mejor comprar las cosas en el momento en que uno las necesita.
No compremos pensando en que en el futuro la voy a necesitar.

Mejor alquilar.
O pedir prestado.

La tecnología se vuelve obsoleta cada vez más rápido.
Se deprecia.
Y ocupa espacio.

Prosperidad

Prosperidad es sentir que florecemos.
Es que todos estamos bien, y vamos por buen camino.

La tecnología no es la que crea prosperidad, es la gente. Somos nosotros los responsables.

Personas creando y haciendo buen uso de la tecnología generan prosperidad.
Es algo que creamos nosotros con herramientas, procesos, y tecnologías en general.
Se construye entre los que somos parte.
Y se reconstruye todo el tiempo.
Soy yo con mi vecino arreglando juntos, construyendo juntos.

Yo no puedo ser prospero si mi alrededor no lo es.