by

Aprender a decidir

El primer paso es entender que yo tengo el poder de decidir.
Muchos creen que es alguien quien decide por mí.
Suena fácil, no es tan fácil.
Creemos que el jefe decide, que el estado decide, que el inversionista decide, que un dios decide, la naturaleza decide…

Primero tenemos que de verdad entender que yo tengo el poder de decidir-en todos los casos.

Una vez yo aprendo que puedo decidir, tengo que aprender a tomar decisiones. Y esto solo se aprende tomando decisiones. Entre más decisiones tomes mejor te vas a volver en este tema.

Una vez yo soy bueno tomando decisiones tengo que empezar a escoger cuáles decisiones tomo y cuáles no. Tomar decisiones cansa. Uno solo tiene un número de decisiones que puede tomar en el día. (Es por eso que Steve Jobs siempre vestía la misma ropa).
Si yo solo tengo la capacidad de tomar un número determinado de decisiones en el día, mejor que sean las decisiones más importantes.

Aprender a decidir es un arte.
Ser un maestro de este arte requiere entrenamiento.