by

Caballo y moto

Ni al caballo ni a la moto hay que hacerle duro.
Hay que conectar,
comunicar mi estado y negociar.
Suavemente entendernos, desplazarnos,
disfrutar.