by

Cierre de Bogohack

Es natural que las cosas mueran, los seres mueren cuando les toca.
Cumpliendo un propósito que tal vez no es el mismo por el que se creo,
sino el que encontró en la vida.
Encontró durante un recorrido, por un camino.

Muere y sigue por ahí, en los que tocó, impactó, cambió, inspiró.
Vivirá en mí y en muchos amigos, muchos talentos, mucha energía que se conectó.

Ser pionero no es fácil, es divertido, es demandante.
Es abrir camino buscando algo que va cambiando.
Es perseguir algo que uno no sabe qué es, por un paisaje tupido que no es fácil de atravesar, con uno que otro claro, y unos momentos donde no vemos nada.

Hoy me preguntan qué funcionó y qué no funcionó, y mi primera respuesta es cambiar la pregunta, porque la palabra funcionar tiene implicito que hay que hacer algo específico.
Que sé qué es,
Que sé qué es lo que hace.
y me pone a recapacitar sobre qué hace bogohack, cuál es su propósito.
No el que nosotros ingenuos teníamos hace 6 años, o ingenuos re-evaluabamos cada tanto, sino el propósito hoy cuando ya no opera directamente sino indirectamente a través de aprendizajes, de la memoria.

Y tal vez el propósito en unos años cuando yo vea más claro qué fue lo que hizo (o estará haciendo) realmente Bogohack.

Hoy puedo con certeza hablar de los aprendizajes, del lenguaje, de la conversación que siempre quiso imponer. Imponer haciendo, con ejemplo, indirectamente.

Hablábamos de aprender haciendo y hicimos aprendiendo. Firmes con unos principios, teniendo claro de que el cómo hacemos importa.

Hacer con armonía
con consciencia,
con amor,
y con cuídado.

Bogohack es un gran maestro.

Por ahora los invito el Sábado 23 de Marzo a que nos acompañen a celebrar mi cumpleaños y cierre de este gran proyecto en la Cr 19 # 53 – 62.
Además estamos de venta de garaje.