by

Conversar

En muchas de nuestras conversaciones hablamos sobre lo que yo quiero hablar. Dirigimos la conversación hacia lo que a mí me interesa.

Es bueno preguntarse al arrancar-y durante-cada conversación ¿De qué quiere hablar la otra persona?
Y si no es obvio le podemos preguntar.

Si cada uno habla sólo de lo que a él le importa no vamos a llegar a ningún acuerdo.