by

El fuego tuvo que evolucionar

El fuego tuvo que evolucionar,
encontrar su belleza,
su calor,
su color,
jugar con la forma.

¿Cuándo adquirió su magestuosidad?
¿su fuerza?
Su capacidad para hipnotizar,
fertilizar,
acoger,
abrir camino.

Fue el resultado de partículas jugando,
mezclándose,
interactuando
en busca de la magia.

Y lo seguimos haciendo, buscamos nuevas formas y usos.
Co-evolucionando con el fuego.
Contemplándolo como lo hicieron esas primeras partículas.