by

El mundo real

No hay tal cosa como el mundo irreal.
Todo mundo es real.
Los juegos electrónicos, las redes sociales, los viajes psicodélicos, la realidad virtual, los amigos y las cenas familiares son reales.

Facebook es tan real como el parque de la esquina.
No hay tal cosa como un mundo real y otro irreal.

Real es que yo escojo mi realidad.
¿Cuál es mi realidad? La que yo cree.
Si yo quiero vivir en un mundo virtual, o quiero desconectarme y salir a visitar un bosque, es mi decisión y es real.
No pensemos que se puede escapar la realidad.
No pensemos que hay algo real y que hay algo irreal.
Cada instante de mi tiempo es real. Y cada mundo que yo visito es real, existe.

Ahora pensemos ¿Dónde quiero vivir mi realidad?