by

El otro también lava

De vez en cuando hay un día en que ninguno quiere lavar,
ambos piensan que el otro debería,
que yo he lavado mucho.
Tal vez, yo cociné.
O lave al almuerzo,
o el baño.

La realidad es que lavar es una tarea que hay que hacer varias veces al día.
No dá descanzo.

Es muy probable que tu hayas lavado mucho,
y que el otro también.
Probablemente ambos han lavado por lo menos una vez todos los días.
Es muy fácil pensar que el otro ha lavado menos, porque concientizamos nuestras lavadas, y las otras pasan desapercibidas.

No pelees por quién ha lavado más, eso desgasta más que lavar.
Más bien usa lavar como una meditación.