by

El tiempo no es objetivo

Que en la mañana ─y en general cuando más se necesita,─el tiempo ande más rápido
me hace pensar que no es una medida objetiva.
Y como no es objetiva, necesita sujeto.

Y el pobre sujeto empeora todo,
porque se diseñó para que si le paras bolas, se acelera.
No quiero ser ese sujeto.
Medir el tiempo empeora todo, hace que ande más rápido.

¿Y si olvido el reloj y más bien mido el afán?
Estaré viviendo de afán.

Lo cierto es que en general por la noche hay poco afán, y en la mañana hay mucho afán.
Y mientras resuelvo este dilema, sin pararle demasiadas bolas, me acuesto temprano sin afán y me levanto bien temprano para no ir tan de afán.