by

Escalar la montaña

Escalar la montaña hasta la mitad no tiene gracia.
A menos que estés entrenando para subirla más adelante,
o veas una montaña más atractiva.
De cualquier forma llega a la cima.