by

Experimento mental – soy una simulación

El mundo se va creando a medida que yo me muevo por él.
No todos los detalles están definidos,
más bien se van definiendo a medida que me muevo,
a medida que observo.

Lo que voy pensando va apareciendo.
Empieza a existir.
Los olores, los sabores, los colores se van creando.
Y los huecos llenando,
lo que no está definido se va definiendo a medida que hago zoom.

Tú solo existes en la medida que interactuas conmigo.

¿Quién define cómo se van creando estas realidades?
Alguien pudo crear -o programar- las reglas con que se va creando el mundo.
No tiene que todo estar programado como tal,
más sí, unas reglas con que van apareciendo los diversos fenómenos.

¿Pueden haber muchas simulaciones al mismo tiempo?
Efectivamente.
Más que poder, seguramente están corriendo.
Yo soy el protgonista de una, y en esta aparecen y desaparecen otros personajes.
Además es muy probable que yo sea el protagonista de otras muchas con parámetros diferentes.
De esta manera, alguien puede estar estudiando diversas realidades para más adelante tomar algún tipo de decisión.

¿Si esto es así, para qué existo?
A menos que de alguna manera puedas salir de la simulación, esta pregunta se vuelve irrelevante.
Y tal vez es mejor preguntarse,
¿ya qué existo qué puedo hacer?
¿hasta dónde puedo llegar?
¿qué es eso que me interesa?
¿qué me da curiosidad?