by

Frenar

Nos tocó frenar.
Frenar para pensar,
para conectar,
para tener tiempo,
valorar las decisiones,
salir de una rutina,
inventar otra,
hacer eso que habíamos contemplado,
y dejar de hacer eso que no toca.

Frenar es parar el tiempo,
poner la pausa,
y así valorar lo que está,
lo que tenemos alrededor,
lo que queremos que esté,
y lo que no.

Frenar permite quitar ruido para ver mejor.
Esquivar aquello y capturar esto.
Si no frenamos no podemos volver a arrancar.