by

Frontera bien y mal

Que algunos hagan bien implica que otros hagan mal.
Es obvio. Hay que hacer la distinción, crear esa frontera.
El uno no existe sin el otro.

Tenemos que entender que cada uno la pinta como quiera.
Y por eso lo que está bien para mí, no está necesariamente bien para los demás.

Nacen los desacuerdos. Hay que respetarlos. Hay que afrontarlos, solo los importantes.
Recordar que no se trata de imponer mi punto de vista sino de tener la capacidad, la habilidad, de crear consensos y negociar la línea.
De re-pintar la línea, y de permitir que en ciertas ocasiones pintemos por fuera.
Bien o mal son fronteras imaginarias subjetivas. Dejemos que otros crucen estas fronteras, y tal vez permitamos que las muevan un poco.
Importante respetar. Importante convivir.