by

Hacer amanecer

Hacer amanecer no siempre es fácil,
y sin embargo lo hacemos todos los días.
A veces conscientes,
a veces inconscientes.

Cada uno en su universo hace amanecer,
unos somos más hábiles que otros,
más coloridos,
más mágicos,
algunos sufridos,
todos llenos de esperanza,
marcando el inicio del resto por venir.
Enseñando lo qué es un ciclo,
nuestras vueltas,
que aunque diferente todo sigue igual.
Arrancamos y volvemos a arrancar.