by

Hacer todo lo que tengo que hacer

Para hacer todo lo que tengo que hacer no necesito convertirme en una máquina super eficiente y efectiva.
Hacer todo no es cuestión de hacer las cosas más rápido, ni de no perder tiempo entre cosa y cosa.

Hacer todo lo que tengo que hacer empieza con tener que hacer menos cosas,
Con ser eficiente a la hora de escoger lo importante,
tener habilidad para delegar o automatizar lo urgente.

No se trata de hacer más rápido, se trata de escoger mejor que es lo que hago.

Para hacer todo lo que tengo que hacer tengo que arrancar por tener que hacer menos cosas.