by

Hasta que lo hago

No es hasta que uno hace el trabajo,
que lo entiende,
que lo valora.

Hay muchas cosas que damos por hecho,
que pensamos fácil.

Dificultades, habilidades, herramientas,
que no vemos,
que no consideramos útiles
hasta que nos ponemos en la tarea.

Es obvio que si lo hacemos todos los días es más fácil que la primera vez.
Hacerlo la primera vez nos abre la conciencia para valorar.