by

Hay que jugar con los que juegan

Hay que jugar con los que juegan.

Algunos quieren jugar.
Con algunos es más fácil jugar.
Con algunos se puede jugar.

Con otros es complicado.
Algunos no quieren jugar mi juego.
No simpatizan con mis reglas.
O tal vez yo no simpatizo con las de ellos.

Hay que buscar quien juega y jugar con ellos.
Es más fácil jugar con los que juegan, que modificar mi juego, el de los otros, o inventar un nuevo juego.
Debemos desarrollar el arte de distingir quien juega mi juego y jugar con ellos.