by

Impermanencia – la única ley

Si me pusieran a escoger una ley,
escogería la ley de la impermanencia.
Que nada es permanente.
Que todo cambia.
Eventualmente.
Incluido ella.