by

Inventar problemas

Nos gusta inventar problemas.

Lo hacemos cuando no tenemos claro qué es eso que debemos hacer.
Cuando estamos aburridos,
nos sentimos estancados, nuestra naturaleza hace que busquemos algo que hacer.

También inventamos un problema para auto-engañarnos y dejar de hacer eso que tenemos que hacer.

Planear nos ayuda a tener claro que es lo que debemos hacer.
Meditar nos ayuda a desarrollar el foco y dejar de distraernos.