by

¿Jugar ese juego?

¿Jugar o no jugar?

Hay juegos que no quiero jugar.
Y No tengo que jugar
(me refiero a juegos finitos).

 (El infinito toca jugarlo,
 es la vida,
 es el juego cuyo objetivo es seguir jugando.)

Es importante escoger mis juegos,
es escoger mi vida,
curar.

¿Será el no querer jugar miedo a avanzar,
a no afrontar una situación incomoda?
¿A salir a la aventura?

No toca afrontar situaciones incomodas,
aunque puede ser bueno hacerlo.

Estas situaciones con las que no me siento cómodo,
me hacen fuerte,
me llevan a un mundo diferente.
Expanden mi conciencia,
me conectan.

Estoy cómodo con lo que conozco y controlo,
y es en ese momento en que afronto una situacion incomoda
que salgo a la aventura,
donde pasan cosas,
donde el mundo cambia,
y cambio es vida.

Antes de evadir una situación difícil o incómoda acuérdate
que afrontarla te hace más fuerte.