by

La entrada del bus

No nos quedemos parados en la entrada del bus.
No nos quedemos parados porque hay una pequeña barrera.
Al quedarme parado frente a una pequeña barrera la agrando.
Y la persona detrás le va a costar más trabajo atravesar.

Las barreras hay que romperlas.
Algunos se incomodarán inicialmente.
Y los que tengan el valor de atravesar tendrán más espacio para moverse.

Cuando las cosas se estancan se pudren.
Cuando se mueven hay vida.
Rompamos barreras, vale la pena.