by

Los instantes

Valoramos nuestros días, horas y minutos.
Los instantes ni los miramos.

Tenemos 24 horas o 1440 minutos en un día.
Y 365 días en un año.
Están contados, pasan, se agotan.
Cada minuto vale, porque pronto ya no está.

En cambio, los instantes siempre están.
Son infinitos.
Son gratis.
Son ya.

¿Qué tal si dejamos de contar los días, los minutos y las horas, y más bien nos enfocamos en apreciar cada instante?