by

Luchar

Luchar solo alimenta a tu enemigo, le da más fuerza, le da atención.
No hay que luchar.
Hay que fluir.
Dejar pasar.
Dejar ser.
Tomar el camino que nos fortifica.
Alimentar lo que nos hace fuertes
Y no dejarnos atrapar en los problemas, eso nos debilita.

Todo es posible sin luchar.
No luches, fluye.