by

No me digas que me lo vas a decir

No me digas que me lo vas a decir, dímelo.
Es una buena regla cuando estamos haciendo una charla, o explicando algo.

La atención y el tiempo son escasos. Y si no digo las cosas, las personas puede que se distraigan, o se me acabe el tiempo, y no alcance a decir lo que quería decir.