by

No ponerla difícil

No se la ponga difícil a nadie.
No importa si es tu cliente, empleado,
si le estás pagado,
si te ofendió,
te debe,
o es mala persona.

A todos nos toca difícil,
no se las pongamos más.

Hay una excepción y es si estás jugando, y el contrincante te quiere meter un gol.