by

No tengo

“No tengo” te limita.
Te frena.
Más bien un “¿cómo puedo?”.
Con lo que tienes se puede.
Nunca digas “no tengo”.