by

¿Para qué sirven los humanos?

Para algunos los humanos sirven para trabajar, y para sostener un gobierno a través de unos impuestos.
Alguien podría argumentar que los humanos crean pobreza.
Otros abundancia.

¿Qué pasa cuando lleguen unos robots que hacen mejor este trabajo?
¿Quiere decir que el humano ya no sirve entonces debería desaparecer?

Y entonces se nos ocurren soluciones como que el humano tiene que ser dueño de los robots que van a hacer el trabajo mejor que ellos, porque si no somos dueños, nos desplazan.

¿no será esto más de lo mismo?

Y tal vez podemos pensar un poco sobre el propósito y entre todos darnos cuenta que tenemos que pensar distinto.
Re-pensar trabajo,
Re-pensar propiedad,
Re-pensar gobierno,
Re-pensar bienestar.
Pensar a largo plazo.
Porque puede no ser un tema de que cada persona sea dueño de su robot, o reciba un ingreso de un estado. Es más un tema de organizarnos diferente, querer distinto, hacer distinto.

¿Cómo queremos definir nuestro propósito?

El humano puede definir su propósito.
La humanidad puede definir su propósito.

¿Lo hace cada uno?
¿O será algo que debemos trabajar colectivamente?
¿Localmente?
¿Podemos confiar en los gobiernos para esto?
¿En los millonarios?
¿Empresarios?
¿O será que dejamos de pararles bolas y lo hacemos nosotros?
Cada uno con su vecino, con su familia, con sus amigos.
Es un poquito de abajo para arriba
y un poquito de arriba para abajo.

Arranquemos,
porque si no lo hacemos nosotros lo hace otro,
y tal vez no sea la persona más propicia para esto.

Arranquemos chiquito, arranquemos local.
¡Arranquemos!