by

Perderse

A veces es bueno perderse,
otras veces no.

Querer perderse es una cosa,
perderse sin querer es otra.

Planea perderte de vez en cuando.
Uno puede agendar perderse,
dedicarle tiempo.
Y disfrutarlo.

Evita perderte cuando no quieres.
Cuando no es el momento.
Saber cuándo es que me pierdo es importante,
para no perderme.
Para no entrar en ese ciclo.

Y saber salir también es importante.