by

Pozo de agua helada

Un pozo de agua helada es un llamado a la aventura.

Saltar al agua helada es salir de la zona de confort y entrar en el mundo de la aventura.
En un comienzo paraliza, luego todo empieza a circular.
Aparecen sensaciones, cosquillas y algo de calor.
Dificultad para moverse, y para hablar.

Al salir he cambiado, superé un desafío, y mi cuerpo ahora es más fuerte.
Ahora soy otro, maestro de ambos mundos.
Volver a saltar ahora es fácil.