by

Que nadie se estanque

Juguemos a que nadie se estanque.
Si nadie se estanca, nosotros tampoco nos vamos a estancar.
Tal vez vamos un poco más despacio,
y nos toque hacer un esfuerzo para que el resto pueda seguir andando.
Cuidémonos todos,
conectemos con el prójimo independiente de si nos gusta lo que hace,
y ayudemos a que todos fluyamos.
Que nadie se estanque.