by

¿Qué sigue?

Algún escritor famoso cuyo nombre no recuerdo, me enseñó a parar de escribir cuando todavía sé que sigue en la historia. Así retomar al día siguiente es más fácil. Tengo un punto de arranque y no me demoro pensando cómo es que comienza. Además como por arte de magia mi cabeza sigue creando la historia entre una sesión de escritura y la otra.

Este truco no solo funciona para escribir cuentos, novelas, ensayos, tesís, o un libro no-ficción. Se puede usar en los proyectos, cuando termines una tarea anota que sigue. Así es más fácil retomar, y tu cabeza empezará a hacer la siguiente tarea sin darte cuenta.