by

Resaltar lo bueno

Resalta lo bueno, no alimentes lo malo.
Muchas veces pensamos, sentimos o decimos que falta algo, que no funciona, o está mal.
Tal vez esa energía la usamos en complementar esta falta.
En vez de estar diciendo que falta, más bien agrego, más bien arreglo.