by

Retos

Tu debes tener retos fáciles y retos imposibles. Los primeros te suben el ánimo y te hacen sentir que eres bueno. Los segundos te van a incitar a seguir intentando.

Que no se te acaben ninguno de los dos.