by

Sonrisa

“Un hombre sin sonrisa no debe abrir una tienda”

Dar una sonrisa no cuesta nada, y crea mucho.
Es gratis y genera riqueza.
Es un instante que puede durar años.

Es una buena carta de presentación, una muy buena primera impresión.

La sonrisa da confianza,
muestra buenas intensiones,
ilumina y da esperanza,
alegra,
enriquece,
abre puertas,
y ayuda a que la energía fluya mejor.

Hay que entrenar la sonrisa. Se nos olvida que es una buena arma.
Mírate al espejo y sonríe.
Repite.