by

Sorprenderse

Es imposible sorprenderse a uno mismo a propósito.
Necesitas a alguien, o algo que te sorprenda.
Lo que si podemos hacer, es entrenar el asombro,
entrenar la capacidad de sorprendernos,
observar más detalles,
y estar más atentos.
De esta manera encontraremos más sorpresas.